Ya he publicado mi post. Y ahora, ¿qué?

Qué hacer después de publicar un post

Pues ahora, ¡a empezar a trabajar en el siguiente! Eso sí, antes de que consultes tu calendario editorial y te zambullas en la investigación sobre el tema elegido y la selección de imágenes o la elaboración de materiales gráficos para ilustrarlo, no olvides exprimir al máximo el que tienes entre manos. La vida de un artículo es muy muy larga, así que no lo dejes abandonado a las primeras de cambio. Como en aquel anuncio de los años ’90, sabes que “él no lo haría”. No abandones a tu contenido a su suerte.

Por eso, toma nota de cómo sacarle todo el partido a las publicaciones y amplifica el alcance de tus posts. Si todavía no lo has hecho, va siendo hora de que te familiarices con el llamado content repurposing, algo así como el reciclaje de contenido en otros formatos y soportes.

1.- Compártelo en tus redes sociales. Está muy bien que los seguidores de tu blog, así como los usuarios de tu web se deleiten con tus posts. Sin embargo, tu objetivo ha de ser conseguir aumentar el tráfico orgánico a los mismos. Una de las claves es usar el increíble poder de alcance de Twitter, Facebook, Google, Instagram y Pinterest (entre otros) para ampliar tus círculos. Comparte, comparte y comparte. Un título atractivo y un resumen que en tan solo unas cuantas palabras deje al lector con la miel en los labios harán el resto. Haz un estudio de cuáles son las redes sociales que más se ajustan a tu estrategia de marketing y testa las mejores horas de publicación.

2.- Descubre las plataformas de noticias. Si una correcta exposición del contenido en las redes sociales puede sin duda contribuir a mejorar tu ROI a largo plazo, el uso de herramientas de content curation o de plataformas colaborativas no se quedará atrás. Dale una oportunidad a Scoop.it!, Quora, Paper.li o cualquiera de sus cada vez más frecuentes variantes. Estarás cultivando una nueva vía para tener todos los flancos de tu nicho cubiertos.

3.- Transforma tu post en contenido visual. Has invertido tiempo en investigar, redactar, revisar, corregir y publicar un artículo, ¿verdad? Entonces, no dejes que a todo ese esfuerzo se lo lleve el viento. Una de las mejores formas de reutilizar un texto es llevarlo al terreno de las imágenes. 2013 marcó un punto de inflexión en las técnicas de content repurposing de la mano de la eclosión de los infográficos. Según un estudio realizado entonces por el banco de imágenes Shutterstock, la búsqueda de plantillas para infográficos había aumentado en un 332%. La tendencia no ha disminuido, por lo que no dudes en echar mano de alguna de las múltiples herramientas online que –ya sea de forma gratuita o por suscripción- te permitirán darle un lavado de cara a todos esos interesantes datos que acabas de publicar. También puedes simplemente extraer una cita relevante y montarla sobre una imagen. Si eres un experto en inDesign o Photoshop, será coser y cantar. Las estadísticas demuestras que aquéllas de tono emotivo (ya sea positivo o negativo) tienen más posibilidades de recibir “me gusta”, “retuits”, etc. Eso sí, no olvides incluir siempre en tus materiales de marketing una marca de agua o el nombre de tu web. Y si se trata de un infográfico, ofrece el código HTML para que quienes lo deseen puedan insertarlo en sus blogs.

4.- Y quien dice visual, dice en un vídeo. Un concepto sencillo resulta de lo más efectivo. No necesitas grabar un corto hollywoodiense usando tu artículo como argumento. Unas simples viñetas con un efecto de animación pueden convertirse en virales. ¿Por qué no experimentar con los podcasts tan de moda? Saca el Rand Fishkin que llevas dentro y ofréceles a tus clientes (existentes o potenciales) vídeos en los que encuentren tus contenidos en un formato ágil y dinámico. Aumentarás exponencialmente su eco en las redes sociales.

5.- O sintetízalo en forma de presentación. SlideShare se lleva la palma en este terreno. Es una forma ideal además de consolidar la imagen de tu marca (branding), simplemente consiguiendo que l@s usuari@s de esta plataforma compartan tus -siempre interesantes- presentaciones. Conviértel@s en l@s mejores embajadores /-as de tu web conquistándol@s con una cuidada disposición de contenidos e imágenes.

6.- Más adelante, plantéate también hacer una segunda parte del post en cuestión. Estarás matando dos pájaros de un tiro: producirás contenido fresco sin necesidad de buscar un tema nuevo y estarás enviándole a la araña de Google señales de que ese antiguo artículo sigue teniendo información relevante para sus palabras clave al recuperarlo en forma de enlace interno en tu última actualización.

¿Todavía sigues creyendo que el “blogueo” para e-commerce solo consiste en hacer búsquedas de palabras para luego apiñarlas en unos cuantos párrafos plagados de un único anchor text? Despierta, el sueño del SEO salvaje terminó hace tiempo.

Foto: weheartit.com

Anuncios

3 thoughts on “Ya he publicado mi post. Y ahora, ¿qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s