¿Y si hiciéramos marketing de contenidos typical Spanish ?

Adaptamos el marketing de contenidos al españolImaginemos por un momento que Matt Cutts hubiese nacido en España y que Rand Fishkin fuese un tal Ramiro Fresco. Imaginemos que frente a los gurús mundialmente conocidos se alzase una especie de antihéroe patrio que nos demostrase que no necesitamos atragantarnos con siglas y expresiones en inglés para hablar de nuestras estrategias de contenidos y nuestros planes comerciales. Imaginemos a un Paco Martínez Soria  o una Lina Morgan convertidos en los nuevos apóstoles de la redacción persuasiva para la Red de redes.

¿Os habéis dado cuenta? Todo un párrafo y no he usado ni una sola vez la palabra “marketing” –que ya tiene mérito-, ni un solo término en inglés, ni uno. Teniendo en cuenta que esta técnica de ventas nació en Estados Unidos y se expandió como la pólvora al resto del mundo vía Reino Unido, parece una utopía pensar que podemos hablar de ella sin caer en anglicismos, traducciones más que dudosas y préstamos lingüísticos.

Hasta hace poco más de 15 años, en España no teníamos vocabulario específico para referirnos a las reglas de juego en el tablero de las ventas y promoción de productos y servicios en Internet. Básicamente porque no lo necesitábamos, de lo atrás que estábamos con respecto a otros mercados y países. Ahora que hemos empezado a recortar distancias, el mercado anglosajón se ha convertido en el espejo en el que nos miramos. Nada mejor para acelerar el paso que tomar prestada su terminología. Y es que el inglés es ya el esperanto del comercio electrónico.

Para darle un toque más cañí y hacerlo más nuestro, hoy recopilo algunos de los términos y siglas más usados por tod@ marketinian@ de contenidos en su versión española.

– A/B Testing: Test A/ B. Como su propio nombre indica, consiste en la comparación de los resultados obtenidos con dos versiones distintas de un mismo elemento (sea un botón de llamada a la acción, una campaña de marketing por e-mail con distintos asuntos o plantillas, dos diseños de página de destino, etc.)

– Back link: Enlace externo. Cada vez que la URL de nuestra página web aparece en una tercera, ya sea en un artículo de blog, en la sección de comentarios, en el cuerpo de una página de información o en la lista de páginas recomendadas (en caso de que alguien todavía practique el SEO al estilo 2011), los buscadores lo procesarán como una señal positiva o un indicativo de la relevancia de nuestros contenidos. Es el Santo Grial del SEO.

– Branding: Imagen de marca. Cada acción de marketing que emprendemos tiene un impacto más o menos evidente en la imagen de la marca que representamos. Una actitud profesional a la vez que cercana y la eficiencia en las gestiones y la atención al cliente son sus puntales. El tono que adoptamos a la hora de comunicarnos con nuestros clientes existentes y potenciales es clave.

– Call to action: Llamada a la acción. A pesar de que suene a película épica, el CTA no es más que el elemento –visual o escrito- que está pensado para que l@s usuari@s de una web ejecuten una determinada acción, desde suscribirse al boletín de la compañía hasta hacer un pedido. Deben ser claras, concisas y atractivas sin resultar agresivas.

Inbound marketing: Prácticas de adquisición. Se trata de todas aquellas técnicas no intrusivas que nos permiten llegar a los clientes ofreciendo un valor a cambio. En ellas se incluye el propio SEO, la analítica web o el marketing de contenidos y redes sociales. El objetivo es acercarse a un determinado segmento para hacer que se interese por un producto o servicio.

Link building: Generación de enlaces. No son muchas las páginas web que consiguen hacerse con un amplio perfil de enlaces externos sin trabajárselo. Hasta hace unos 3 años, la labor de generar enlaces externos se basaba en comprarlos, recurriendo a granjas de enlaces, blogs con un page rank medio-alto o la creación de redes blogs o webs satélite para retroalimentarse. Hoy el black hat ha dejado paso a un link building más natural, si bien mucho más exigente. La promoción de contenidos es esencial.

Target: Público objetivo. Antes de hacer un plan de ventas, es imprescindible conocer el grupo al que va destinado el producto o servicio. Como si fuese una gigantesca diana, a él dirigiremos nuestros dardos en forma de campañas.

¿A que ahora que por fin entiendes el significado literal de todas esas palabras han perdido su aura molona? Venga, puedes seguir presentándote como community manager y hablando de tus increíbles ideas para mejorar el customer engagement al tiempo que refuerzas el branding de tu empresa. No seré yo quien tire la primera piedra.

Foto: weheartit.com

 

 

Anuncios

One thought on “¿Y si hiciéramos marketing de contenidos typical Spanish ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s