Botones fantasma y CTR: ¿un matrimonio bien avenido?

Análisis de los CTA fantasma, la última tendencia en diseño web

Imaginad una página web sin botones. Llena de contenido y productos, pero sin rastro de los pequeños rectángulos que nos permiten habitualmente comprar, comparar, consultar, pedir o descargar servicios de lo más diverso. Sería como encontrarnos con una tienda con un escaparate alucinante y sin puerta de entrada. Frustrante. Contraproducente. Ruinoso. Ahora dejad de imaginárosla porque ya está aquí. Las últimas tendencias en diseño web parecen coquetear con la idea, y es que ahora llegan los llamados “botones-fantasma” (ghost CTA o hollow CTA, en inglés). ¿Serán una moda pasajera o habrán venido para quedarse? El tiempo dirá. Mientras tanto, veamos en qué consisten exactamente.

Botones: manual de uso

Dentro de la arquitectura típica de una página, los botones son un elemento esencial. De su colocación, número y texto depende que consigas incrementar la tasa de conversión de tu web. Si eres aficionad@ a los mapas térmicos como los de Crazy Egg para conocer cómo navegan tus visitantes y qué barreras encuentran en su camino, estarás más que familiarizado con ellos.

En general, se considera que los botones han de estar repartidos por la página para cubrir todos los posibles flancos, es decir, al alcance de l@s usuari@s en caso de que quieran pasar a la acción. De poco sirve colocar uno bien visible en el encabezado si al ir descendiendo no hay ninguno más, forzando a l@s visitantes a volver al principio o –lo que es muy probable- salir sin haber convertido su interés en una venta o suscripción. Además de a estar situados estratégicamente, los botones deben buena parte de su éxito a su contenido. Las opciones son múltiples y dependen en gran medida del público al que nos dirijamos, del tipo de negocio del que se trate y del tono conversacional que nos caracterice. “Compra ahora”, “saber más”, “solicitar muestra”, “suscríbete a la newsletter” son ya clásicos.

¿Qué tienen de especial los botones fantasma?

 2014 fue sin duda su año. Decenas de webs nuevas decidieron optar por botones más sutiles, apuntándose a una la moda de los diseños minimalistas. Menos elementos en la página y fondos monocromáticos se lanzaron al ataque de las fórmulas convencionales. De ahí que esas pequeñas islas de color que hasta entonces habían poblado nuestras páginas, landing pages, newsletters y cía. adoptasen su versión estilizada hasta casi desaparecer. Los botones-fantasma se integran con el fondo hasta casi mimetizarse. No obstruyen la vista de los objetos y su peso es mucho menor al tratarse solo de marcos. El único punto de contraste es el borde fino. Su simplicidad es desarmante, representando todo aquello de lo que l@s especialistas en conversión habían siempre renegado: irrelevantes, discretos, prácticamente imperceptibles.

En plena efervescencia del neuromarketing, podría decirse que los botones-fantasma responden a la voluntad de penetrar en la mente del público, desdibujando las fronteras de la llamada a la acción. Se trata de vender sin dar la apariencia de estar haciéndolo. Dichas sutilezas conectarían con esa vertiente del marketing más customer friendly.

Eso sí, a la hora de optar por este tipo de botones es crucial llevar a cabo un A/B testing para conocer su rendimiento en cada caso. Puede que sea una característica integrable en determinados tipos de webs y que, sin embargo, no funcione en tu modelo de negocio. O que tu público objetivo no responda bien a los botones-fantasma. Considera también combinarlos con botones tradicionales y ver qué diferencias se observan en los niveles de conversión.

Algunos ejemplos para que te hagas a la idea

Después de repasar el pasado y el presente del diseño web aplicado a los botones, ya va siendo hora de pasar a la práctica. A continuación encontraréis una lista de páginas que usan botones-fantasma con acierto. Que no os sorprenda descubrir que en su mayor parte están relacionadas con desarrolladores, agencias de marketing online, publicistas, fotógraf@s o artistas. No hay portafolios actual que se resista a la máxima expresión del minimalismo web.

Death to the Stock Photo

Apariencia de Death to the Stock Photo

 

FHOKE

Página de inicio de FHOKE

 

HYPERQUAKE

Hyperquake es una agencia que también usa estos botones

 

Designer Trek

Designer Trek es también pro-botones-fantasma

 

Big Homaha

La web de Big Omaha mezcla un vídeo de fondo y botones-fantasma

 

The St. Louis Browns

El botón-fantasma aporta aquí un toque de modernidad

 

Māk Goods

No solo diseñadores y artistas apuestas por el botón-fantasma

 

Hto

Hto combina imagen con ghost CTA

 

Sean o no sean algo más que una tendencia pasajera, los botones-fantasma tienen la virtud de resultar exóticamente simples en un espacio –Internet- a menudo sobrecargado de información, imágenes, colores. Ahora solo tienes que averiguar si tus clientes los ven de la misma manera.

Por cierto, ¿conoces alguna web española que ya los esté utilizando? Si es así, cuéntamelo.

Foto: weheartit.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s